Interés Cultural

Información Turística

Los Quebraderos de cabeza sobre el origen del topónimo de Mula.

Mula

Los Quebraderos de cabeza sobre el origen del topónimo de Mula.  Hola, caminadores.

Pues sí, no son pocas las teorías al respecto, y ya van unos cuantos los que han lanzado sus hipótesis acerca del origen del nombre de Mula durante siglos. El hecho de que aún esté sin resolver da una idea del enorme interés que suscita en historiadores y lingüistas.

No voy a exponer una opinión propia al respecto, pues no la tengo, pero sí quiero relatar la versión a la que más encanto le encuentro.

Para empezar, ni siquiera está claro que la Mula mencionada en el pacto de Teodomiro (siglo VIII) se refiera a la actual, y hay quien opina que correspondía a poblados o parajes de Almería o Alicante.

Los visigodos mantuvieron este nombre, pero los árabes lo modificaron por Mulak o Mulae, cuyos significados serían "rey angelical" y "señora de muchos lugares", respectivamente.

Más adelante, en 1306 se "diseñó" un documento para ensalzar la historia de Mula, lo que favorecería el abolengo de sus nobles, los Fajardo. En dicho documento se afirmaría que la ciudad fue inicialmente fundada por los griegos Zaning, que, tras la Guerra de Troya, vinieron a estas tierras, poniéndole por nombre Salonac. Ya en época romana sería modificado su nombre por Labinia, en honor a Lavinia, la esposa de Eneas (sí, el protagonista de la Eneida de Virgilio). De este modo los "dueños" de la Villa quedarían vinculados a la epopeya narrada por Homero en La Ilíada y La Odisea, nada menos.

Pero hay un episodio que, a pesar de ser tildado de cuento de niños por Juan Lozano en el siglo XVIII, a mí me parece una genialidad.

Estamos en 1241. El por entonces Infante Don Alonso, hijo de Fernando III el Santo y futuro Alfonso X el Sabio, conquista el Reino de Murcia a excepción de tres plazas: Lorca, Cartagena y Mula. Volverá el año siguiente, siendo ésta la primera que cercará, enviando un mensaje a su alcaide, Alboazen Boely, para que rindiera la fortaleza, so pena de tomarla por las armas. El dicho alcaide respondió con altivez que eso sucedería cuando la mula pariese (recordemos que las mulas son híbridos entre yeguas y asnos, y siempre son estériles).

Cuando el ejército cristiano se apoderó del fuerte (se dice, por cierto, que sólo necesitaron una primera embestida), el Infante Alonso decretó mantener el nombre de la ciudad "para siempre jamás", en memoria de la arrogancia de su alcaide.

Sea como fuere, provenga de donde provenga, el escudo de Mula muestra una humilde mula bajo un castillo y un águila.

 

Información tomada de las siguientes fuentes:


Os recuerdo que todas las microhistorias se pueden leer en
 www.caminarparacontarlo.com/microhistorias

 

Saludos a todos.

Miguel Ángel.





  Volver
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.